Normas de higiene y seguridad en el laboratorio

NORMAS PERSONALES
– Cada grupo es responsable de su zona de trabajo y de su material. Por tanto, al terminar de trabajar dejará todo limpio, ordenado y sin desperfectos.
– Procuraremos realizar los movimientos estrictamente requeridos para la realización de la práctica y evitaremos posibles interferencias con otros compañeros.
– Los alumnos no deben realizar ninguna experiencia por iniciativa propia sin consultar previamente al profesor.
– El trabajo de laboratorio requiere espíritu de observación y paciencia.

NORMAS REFERENTES AL ORDEN

– Es imprescindible la limpieza del laboratorio, de su instrumental y utensilios, así como que esté ordenado. Por tanto todas las prácticas deben terminarse lavando y recogiendo todo el material utilizado.
– En las mesas de trabajo o en el suelo no depositaremos prendas de vestir, apuntes, que puedan entorpecer el trabajo.
– Sobre las mesas de trabajo sólo tendremos los aparatos que estemos usando.   – Debemos colocar los reactivos en su sitio inmediatamente después de usarlos.

NORMAS REFERENTES A LA UTILIZACIÓN DE PRODUCTOS QUÍMICOS
– Antes de utilizar un determinado producto debemos asegurarnos bien de que es el que necesitamos; por ello leeremos, si es necesario varias veces, la etiqueta que lleve el recipiente.
– No cogeremos ningún producto químico que el profesor no haya autorizado previamente.
– No devolveremos nunca a los frascos de origen los productos utilizados y que hayan sobrado, puesto que todo el contenido pudo contaminarse. Por tanto, las cantidades de reactivos que extraigamos de los recipientes no deben exceder de las necesarias para los experimentos.
– Tiraremos a las papeleras y no a las pilas las materias sólidas inservibles (cerillas, papel de filtro…) y los reactivos insolubles en agua.
– Es de suma importancia que cuando tiremos productos químicos por las pilas, los neutralicemos previamente como indique el profesor y dejemos circular abundante agua por la pila.
– No tocaremos con las manos, y menos con la boca los productos químicos.
– No pipetearemos nunca con la boca. Siempre utilizaremos una pera de succión.
– Al utilizar productos inflamables nos aseguraremos siempre y antes de abrir el recipiente de que cerca no hay fuentes de calor. Guardaremos esta precaución todo el tiempo que el recipiente esté abierto.

– Si se vierte sobre algún alumno un ácido o cualquier producto corrosivo nos lavaremos inmediatamente con agua y avisaremos al profesor.

NORMAS REFERENTES A LA UTILIZACIÓN DE MATERIAL DE VIDRIO Y AL USO DEL GAS.

– El vidrio caliente no se diferencia a simple vista del vidrio frío. Para evitar quemaduras hay que dejarlo enfriar antes de tocarlo, o utilizar pinzas adecuadas para cada recipiente.
– Cuando se caliente una sustancia en un tubo de ensayo, lo haremos con el tubo inclinado, teniendo cuidado de que el extremo abierto del mismo no esté dirigido a ninguna persona cercana. Lo calentaremos suavemente, dando pasadas por la llama del mechero de forma que la llama toque el lateral del líquido contenido y nunca el fondo del tubo de ensayo. Evitaremos así posibles proyecciones.
– El uso del gas requiere un cuidado especial: si advertimos su olor cerraremos la llave y avisaremos al profesor.
– Para encender el mechero, antes de abrir el gas, comprobaremos que las llaves de paso del gas funcionan perfectamente. Abriremos primero la llave girándola hacia el signo +. Por último lo encenderemos con un mechero de mano o una cerilla. Nunca moveremos el mechero encendido, ni lo encenderemos a partir del de otro compañero.
– Apagaremos los mecheros que no estemos usando o reduciremos su llama al mínimo. Giraremos la llave hacia el signo -. Nos aseguraremos que quedan totalmente cerradas las llaves de paso del gas.

Anuncios